Células madre y recuperación cardíaca post-infarto

Investigación llevada a cabo por médicos en USA lograron cicatrizar los daños provocados por un infarto al miocardio con la intervención de células madre del propio corazón del paciente.

El estudio publicado en la revista Lancet , indica que el tejido dañado por un infarto cardiaco se redujo a la mitad en un ensayo clínico hecho a pequeña escala.
Los investigadores citaron que se produjo un aumento sin precedentes de músculo cardíaco sano.

Este ensayo clínico, hecho en el Instituto de Cardiología Cedars-Sinai con sede en Los Ángeles, fue diseñado para evaluar la seguridad del uso de células madre extraídas del propio corazón de un paciente infartado. Dentro del mes posterior al ataque al corazón, se insertó un tubo en una vena del cuello del paciente y se condujo hacia el corazón a fin de obtener una muestra de tejido cardíaco.
La muestra se llevó al laboratorio donde se aisló y cultivó células madre. Hasta 25 millones de estas células madre se introdujeron en las arterias que rodean el corazón.

25 pacientes participaron en el ensayo. Previo al tratamiento, el tejido infartado suponía de media el 24% del ventrículo izquierdo. Luego de 6 meses el tejido cicatricial se redujo al 16% y un año después, al 12%, apareciendo en su lugar tejido cardíaco sano. Los resultados de este estudio revela que las células madre “tienen una capacidad sin precedentes para reducir la cicatriz y simultáneamente estimular la regeneración de tejido cardíaco sano”.

Igualmente, se debe seguir investigando para ver la factibilidad futura de aplicación clínica, sin embargo, el profesor Jeremy Pearson, director médico asociado en la Fundación Británica del Corazón, dijo: “Es la primera vez que este trabajo tan interesante de los científicos se ha hecho con humanos y los resultados son esperanzadores”.

Envía tu Respuesta