Presentación del libro “Ingeniería Biomédica: perspectivas desde el Uruguay”

En esta ocasión tengo mucho placer en participarles la presentación del libro “Ingeniería Biomédica: perspectivas desde el Uruguay” cuyo compilador es el Prof. Franco Simini.

Franco Símini es ingeniero graduado en 1976 en la Universidad de Pisa, Italia, y dos años después obtuvo su Ph.D en Ingeniería, con una tesis sobre ingeniería biomédica. Actualmente es Profesor y Coordinador del Núcleo de Ingeniería Biomédica, unidad dependiente de la Facultad de Medicina e Ingeniería, de la Universidad de la República, Uruguay.

El surgimiento de este Núcleo de Ingeniería Biomédica en la Universidad de la República, una especie de punto de encuentro académico entre las facultades de Ingeniería y Medicina, busca desarrollar proyectos de esa área, en el sentido de poner a punto aparatos que puedan servir para la medicina.

La historia de la Ingeniería Biomédica se remonta con el Prof. Caldeyro Barcia, que con sus líneas de investigación en fisiología obstétrica, fue sin duda uno de los impulsores no sólo de su especialidad sino también en incorporar a su equipo de investigación a técnicos en electrónica y más tarde también a ingenieros. Sin embargo el primer prototipo que se desarrolló en 1984, 85, 86, tuvo que ver con la mecánica ventilatoria más explicitamente las características mecánicas de los pulmones del recién nacido. El “Mecvent”, (por “mecánica ventilatoria”) busca medir la resistencia y la complacencia pulmonar. La resistencia es la que oponen las paredes de los bronquios, de los tubos internos de los pulmones, al movimiento del aire: si esos vasos están muy reducidos, con muy poca luz, habrá mayor resistencia que si están dilatados. Y la complacencia se refiere a la capacidad de los pulmones de contener aire. Ese equipo fue hecho midiendo con un trasductor de flujo el aire que entra y que sale de los pulmones, un trasductor de presión en la boca y otro que estima la presión interna de los pulmones. Aplicando un modelo matemático de la ingeniería eléctrica, se obtiene un valor de resistencia y un valor de complacencia de los pulmones. A partir del Mecvent, otros 12 o 15 aparatos han sido desarrollados por este grupo de investigación.
Actualmente se está trabajando en las fases preliminares de estudio, por parte del laboratorio del Departamento Intensivo del Hospital de Clínicas con un equipo que se llamará “Impetom”. Este equipo cuyo nombre es la contracción de las palabras Impedancia y Tomografía, va a permitir presentar en una pantalla la extensión del agua en el pulmón, en casos por ejemplo de edema pulmonar. Actualmente la manera de evaluar este tipo de patologías básicamente es realizar una placa de rayos X o realizar una tomografía computada. Sin embargo, este equipo de Ingeniería Biomédica está proponiendo la posibilidad de tener una indicación del agua en los pulmones con un equipo que consiste simplemente en una cinta de tela puesta alrededor del tórax del paciente. En esa cinta se colocan 32 electrodos, y se hace circular corriente de muy baja intensidad y de muy alta frecuencia para que el paciente no la sienta, entre esos electrodos, de a dos: con ello detecta cuál es la impedancia eléctrica entre esos dos puntos del tórax. De modo que cuando se aplica la corriente entre dos puntos de un cable eléctrico, hay una diferencia de potencial, un voltaje que puede variar según el tipo y características del tejido por el cual pasa la corriente; y donde hay agua en el pulmón, la resistencia es diferente que donde no la hay. Con este aparato se podría tener muchas medidas de impedancia eléctrica punto a punto del tórax del paciente. Con una reconstrucción matemática, se obtendría una imagen de esa agua en el pulmón. En definitiva es como un tomógrafo muy barato, que evita el traslado del paciente desde su cama de CTI al departamento de radiología.

Estos son sólo algunos ejemplos del trabajo efectuado por este equipo multidisciplinario de Ingeniería Biomédica que se lleva adelante en nuestro país. En tal sentido el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas, Conicyt, ha apoyado este tipo de emprendimiento mediante la disponibilidad de fondos para que los prototipos exitosos desarrollados a nivel académico puedan entrar al mercado mediante la contratación de dos, tres, cuatro ejemplares de un prototipo inicial.; pudiendo de alguna manera intentar tender puentes entre el mundo académico y el mundo productivo.

El libro “Ingeniería Biomédica: perspectivas desde el Uruguay” , contiene 20 capítulos, escritos por destacados especialistas en el tema, que cubren una temática amplia dentro de la Ingeniería Biomédica. Citamos a continuación para tener un espectro acabado del libro los capítulos: Proyecto de equipos biomédicos, Seguridad del paciente y del operador, Propagación nerviosa y contracción muscular, Equipos de abalación de electrofisiología cardíaca, Proyecto de marcapasos, Dinámica arterial Medidas de mecánica ventilatoria, Equipos para diálisis Biosensores, Equipamiento para análisis de laboratorio, Electroencefalograma y estados de conciencia, Órganos y equipos de medida del equilibrio, Navegación virtual para neurocirugía, Implantes cocleares, Redes neuronales, Tomografía por emisión de positrones (PET), Imágenes médicas en entorno digital, Gestión del equipamiento biomédico y Prácticas de laboratorio.
Debemos recordarles que la presentación del mismo se realizará el martes 5 de junio a las 19:30 en el aula 002 de la Facultad de Ingeniería.

Si desea adquirir un ejemplar del mismo la distribución de este libro es llevada a cabo por la Universidad de la República y puede dirigirse a dos lugares:

1) Centro de Estudiantes de Ingeniería: CEI -Julio Herrera y Reissig 565, CP 11200 Montevideo, URUGUAY. Teléfono: + 598 2 710 8828, E- mail: librería@cei.fing.edu.uy

2) Departamento de Publicaciones de la Universidad de la República: José Enrique Rodó 1827, CP 11200 Montevideo, URUGUAY. Teléfono: +598 2 408 2906, E-mail: infoed@edic.edu.uy

Deseo que este libro donde se destacan algunos de los aportes de la Ingeniería Biomédica en Uruguay, sea bien recibido por todos nosotros.
Felicitaciones a los autores y su compilador!!!!!!!

Este artìculo se basó en informes “on line” provenientes de:
www.espectador.com
www.nib.fmed.edu.uy

4 Respuestas to “Presentación del libro “Ingeniería Biomédica: perspectivas desde el Uruguay””

  1. Facundo Pedemonte en Diciembre 8th, 2010 at 18:58

    Formo parte de la Red Argentina de Comisiones de Bioingeniería (RACBIO); soy Ingeniero Biomédico y, además de mi actividad principal como director de I+D en una empresa fabricante de implantes médicos, me desempeño como Consejero de la Escuela de Ingeniería Biomédica de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (http://www.efn.uncor.edu/escuelas/biomedica/index.html).

    La RACBIO integra prácticamente el total de los Colegios y Asociaciones Profesionales y Universidades de Ingeniería Biomédica de nuestro país. El objetivo fundamental que se ha fijado es trabajar para el desarrollo de la Ingeniería Biomédica, con foco en el ejercicio profesional y la relación de los ingenieros con el sistema de salud y la sociedad en general.

    En este momento estamos redactando un proyecto de Ley Nacional sobre Tecnología Biomédica, que, creemos, es una de las carencias más graves del sistema de salud de nuestro país. Al no existir una reglamentación al respecto:

    – No existe una definición clara de qué condiciones debe cumplir la o las personas encargadas del mantenimiento de los equipos y las instalaciones dentro de un hospital. Por lo que muchas veces por ignorancia y audacia los equipos e instalaciones se reparan precariamente, perdiendo seguridad, eficacia y totalmente fuera de especificaciones.

    – No hay personas capacitadas con funciones designadas dentro de los hospitales para generar bases de datos sobre el inventario y estado del equipamiento y las instalaciones. Lo cual hace que las inversiones en tecnología médica que realiza el gobierno tengan un impacto mínimo en el mejoramiento de la salud de la población.

    – Existe una gran asimetría entre instituciones privadas, que en su gran mayoría cuentan con departamentos de ingeniería biomédica, y las públicas, que se encuentran en el extremo opuesto.

    Le escribo concretamente con el objeto de consultar si existe en Uruguay alguna legislación de esta clase. Y, en todo caso, cómo está reglamentada la gestión de tecnología biomédica dentro del país.
    Creemos que es importante harmonizar las reglamentaciones de nuestros países porque ello permite, por un lado, facilitar la cooperación, realización de convenios, etc. y, por otro, al tener normativa harmonizada es posible sumar esfuerzos para actualizarla y mejorarla contínuamente (desde luego, respetando las condiciones y criterios de aplicación y la realidad concreta de cada país).

    Agradeciendo desde ya su atención. Y esperando que en el futuro encontremos más líneas comunes de cooperación tanto a nivel institucional como profesional. Me despido muy cordialmente.

    Facundo A. Pedemonte
    Ingeniero Biomédico

    Red Argentina de Comisiones
    de Bioingeniería

    Ciudad de Córdoba, Argentina

    m.: +54 9 (351) 2894352
    t/f.: +54 (0351) 5988900/11/18/19

  2. Estimado Facundo:

    Nos honra que usted se haya comunicado con nuestro equipo. Según nuestro conocimiento no hay en el país (Uruguay) reglamentación al respecto. Sin embargo, puede que haya algún tipo de proyecto de ley que no estemos en conocimiento. En tal sentido, le sugiero que se comunique con el Departamento de Ingeniería Biomédica de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República para que pueda orientarle de manera más específica y poder coordinar esfuerzos conjuntos.

    Saludos cordiales.
    El equipo de Bioero.com

  3. Edgar Rodriguez en Marzo 18th, 2013 at 4:55

    Deseo obtener dichos libro de ingenieria biomédica. Soy tecnólogo en electrónica.

  4. Estimado Edgar Rodríguez: Gracias por su comunicación. Bioero.com, no se dedica a la venta de libros, por eso deberá consultar en las librerías de su localidad o librerías virtuales.

    Saludos cordiales.

Envía tu Respuesta