Como lograr que nuestro pequeño hijo coma y no morir en el intento

images49.jpg

El problema de los niños mañosos a la hora de comer puede iniciarse originalmente por varios factores.

Por ejemplo, puede ocasionarse a raíz de una enfermedad del niño en la cual pierde el apetito durante unos días, se comienza a prestar mucha atención al hecho de que no come lo suficiente, y a partir de ahí se establece una pauta de actuación de los padres que hace que el niño mantenga este comportamiento a pesar de que ya se recuperó de la enfermedad.

También puede ser que el hermano que ve que se presta mucha atención al hecho de no comer, va a aprender a no comer él tampoco, así recibirá los premios que recibe su hermano.
Cuando se presta mimo y atención al niño que no come, el hermano comenzará a imitar este comportamiento y el problema será doble.
El ambiente que existe a la hora de comer es otro de los factores que influye. En muchos hogares se come con la televisión prendida, el padre leyendo el periódico, la madre levantándose de la mesa varias veces para hacer otras cosas . Este ambiente puede interferir en la conducta de comer. No olvidemos que los niños aprenden de sus modelos adultos. Los padres están enseñando a que se pueden distraer de la comida y realizar otras cosas como jugar, etc; con ello la hora de la comida se eterniza y nadie come con rapidez e higiene.

Para ello los especialistas dan una lista de sugerencias a la hora de enfrentar y solucionar esta situación:

1) No se alarme, pues parece que aproximadamente el 45% de los padres consultan sobre este problema, pero este fenómeno puede ser normal ya que el niño al pasar el año de vida, el crecimiento se enlentece.
2) Las cantidades de alimento que pueda ingerir depende día del metabolismo y de la actividad de cada niño, que varía cada día.
3) No debe de fomentarse a la hora de comer un ambiente de pleitos, juegos o regalos, con el objetivo que el niño coma. La utilización del castigo para obligar a comer, las exigencias excesivas, el empeoramiento de las relaciones familiares, el nerviosismo, las voces y gritos pueden agravar el problema. La hora de la comida se convierte en una situación temida de la que el niño tratará de huir. Se desencadena una reacción de oposición en el niño y acaba por rechazar el alimento incluso antes de empezar a comer. Aparecen conductas evitativas como dolor de tripa, vómitos, rabietas, etc.
4) En la mayoría de los casos el hecho que el niño sea “mañoso” para comer no significa que este enfermo, pero si el niño tiene bajo peso, o está decaído a causa de que no come, es importante descartar una enfermedad, por lo que es prudente consultarlo con el médico.
5) Trate de ofrecer alternativas de alimentos nutritivos, cuando no quiere comer algún alimento, pero sí insiste en no comer, pues entonces no lo obligue a comer y no le de alimentos hasta la hora de la próxima comida. Recuerde que hay que tener 5 tiempos de comida (desayuno, merienda, almuerzo, merienda, cena). El aporte calórico ideal debe ser repartido de la siguiente manera:
Desayuno 25% del aporte calórico del día
Comida 30% del aporte calórico del día
Merienda 15% del aporte calórico del día
Cena 30% del aporte calórico del día.
Con las necesidades nutricionales diarias para un niño de de 2-3 años de Calorías 1.300-1.400 Kcal/día desglosado en Proteínas 30-40 grs/día, Hidratos de carbono 130-180 grs/día y Grasas y aceites 45-55 grs/día.
6) No trate de dar excesivo consumo de productos procesados, con el fin de que coma algo. El dar demasiado jugo o leche, es perjudicial porque les quita el apetito y aumenta la cantidad de azúcar recomendada; por lo que es aconsejable acostumbrarlos a beber agua.
7) Trate de presentar los alimentos de manera agradable por ejemplo con platos con figuras y colores llamativos como el rojo, amarillo y anaranjado, y no colores oscuros como el morado y negro porque estos tienden a quitar el apetito.
8 ) No trate de obligar a que coma mucho. Es mejor que comer dos o tres cucharadas y luego ofrecer otro alimento, porque si se le obliga a comer una cucharada más puede ser que termine votando todo lo que comió.
9) Trate de poner alimentos que le gustan con nuevos alimentos y cambiar la presentación o formas de cocinarlos y prepararlos.
10) Con frecuencia los niños quieren comer el mismo alimento vez tras vez, este comportamiento se conoce como “manía por un alimento”. Por lo general, esta manía no dura lo suficiente para perjudicar la salud del niño; si se trata de un alimento saludable, los padres pueden permitir que el niño lo siga comiendo hasta que se le pase la manía.
11) No use comida como recompensa o castigo
Si quiere darle una recompensa, puede utilizar calcomanías, pues a los niños de esta edad les encantan. Durante esta etapa, sigue siendo aconsejable evitar alimentos pequeños y duros, como caramelos, goma de mascar, maní y maíz. Estos alimentos podrían obstruir la tráquea de su hijo y asfixiarlo.
12) Utilice porciones pequeñas, ya que los niños se desalientan fácilmente con porciones de adultos.
13) No se olvide de la variedad. Sirva una variedad de frutas, vegetales, leche, carne, queso, cereales, panes y postres. Para hacerlo más interesante, sirva la carne cortada en tiras, o corte los vegetales y frutas como anillos.
14) Ofrezca alternativas de modo que sus sus niños se sientan independientes y en control ofreciéndoles opciones cuando sea posible. Por ejemplo, pregúntele a su niño: ¿Prefieres boniato o papa para el almuerzo? Pero no le pregunte qué quiere comer; esa opción le da demasiado poder a una personita tan pequeña. Es usted quien debe escoger entre alimentos adecuados.
15) Use cortadores de galletas para hacer emparedados con formas atractivas. Algunos excelentes rellenos podrían ser la mantequilla de maní, el queso crema con jamón y atún, queso con tomate o frijoles molidos. Si permite que su hijo corte su propio emparedado con la forma que le guste, se divertirá mucho más y es más probable que quiera probar de él.
16) Permita que sus niños ayuden con la comida. Ellos estarán más dispuestos a probar comidas que ellos mismos ayudaron a seleccionar, limpiar o preparar.
17) Esté consciente de lo que les gusta y lo que no les gusta a sus hijos. Generalmente a los niños les gustan comidas brillantes, llenas de color, o crujientes que no estén calientes o que piquen demasiado. Otros niños prefieren comidas sencillas en lugar de platos combinados. A algunos niños les gusta tener comidas separadas en sus platos. Ellos quizá no quieran comer una comida que esté mezclada con otra comida.
18) Si ellos quieren comer solamente una o dos comidas por días y nada más; trate de no hacer problema con estos tipos de comportamiento frustrante pero normal. Si cede calladamente a estos hábitos exigentes, su hijo no los defenderá con tanta fuerza. En cambio, si usted insiste en que las cosas se hagan como usted quiere, sólo conseguirá que la batalla adquiera más importancia para su niño. Sólo asegúrese de que los alimentos que le sirva sean nutritivos, pues si lo son, no importará que los coma todas las noches durante un tiempo. Espere un par de días y para entonces sus niños probablemente estarán comiendo una variedad de comidas otra vez.
19) No es aconsejable darles órdenes violentas o provocarles miedos absurdos como usar historias sobre las brujas o el lobo para conseguir que el niño coma mejor, es insensato y contraproducente.
20) Si su hijo es simplemente mañoso para comer, trate de ser indiferente a su comportamiento pues mediante la atención que se le presta, los padres entrenan al niño para que sea desobediente y para que actúe con frecuentes negativas. Inconscientemente le están enseñando que si continúa actuando así va a recibir todo lo que desea y sobre todo la atención de toda la familia. El niño con sus negativas acaba controlando múltiples situaciones de la vida familiar.
21) De la comida sin angustiarse. De a poco enseñe al niño a comer alimentos variados, cada vez menos molidos y de manera más autónoma, pasándole una cuchara para que intente comer solo. La hora de la comida debe ser parte de la rutina normal de una casa, y no un caos.
22) Cuando el niño mañosea, motívelo a comer diciéndole “pruébalo, está rico”. Si no quiere más, dejarlo en la mesa e ignore la “maña” por un tiempo prudente, pero no lo deje sentado “eternamente”.
23) Ignore las “mañas” y felicítelo con cariño cuando come varias cucharadas bien.
24) Dentro del menú, déle algo que él acepte bien, pero por ningún motivo no le de sólo lo que le guste.
25) No reemplace la comida. Es decir, si no come lo servido, no hay que cambiárselo por otra cosa. Si no come, no le ofrezca nada a deshora, pues el niño debe aprender que hay horarios para comer.

Recuerde que “ los niños pueden manipulan a sus padres al no comer, y que éstos deben mantener una actitud clara y firme, pero cariñosa”. Una buena manera para no dejarse manipular por los hijos es siempre tener presente que inculcar buenas costumbres en forma temprana es fundamental para prevenir problemas mayores en la adolescencia, como la anorexia, la obesidad y otros trastornos emocionales. También las fobias pueden surgir a raíz de una situación no resuelta desde pequeño, como el miedo a atorarse o relacionar el comer con un castigo. Es por eso que por ningún motivo hay que pegar ni forzar al niño en forma violenta; eso sólo empeora las cosas. La doctora De la Barra advierte que las mamás no deben angustiarse porque su hijo se va a desnutrir: “Un niño no resiste estar sin nada de comida por más de un día. Ni se va a desnutrir, ni le va a pasar nada si no come por un día”.

¿Y qué más puedo hacer?

Realice un cambio de actitud respecto a las comidas viviendo la hora de la comida como un momento de unión, de compartir, de estar juntos y contar como ha ido en el trabajo y en el colegio, intentaremos que esa hora sea tranquila y sosegada para trasmitir seguridad al niño.
Evitemos presiones, discusiones, gritos, críticas respecto a la comida, ya que de lo contrario lo único que conseguimos es que nuestro hijo se revele y no nos haga caso como una forma de castigo, además del sentimiento de inseguridad que puede acarrear las críticas hasta ir menguando la autoestima.
La hora de la comida tiene que ser un momento agradable, sin muchas interferencias prestando atención con elogios y premios a la conducta de comer bien.

El niño es el que regula su dieta, no todos los niños deben comer por igual unos comen mayor cantidad que otros, no debemos agobiarnos si come poco, acudiremos al centro de salud para informarnos de las proteínas, vitaminas, etc mínimas que el niño necesita y nos ocuparemos que en su dieta estén todas incluidas y recuerde que los niños son muy observadores e imitan la conducta de sus mayores, por eso, debemos darles el ejemplo.

Fuente: www.pediatriaynutricioninfantil.com

20 Respuestas to “Como lograr que nuestro pequeño hijo coma y no morir en el intento”

  1. Muy interesante este articulo, tendre varias de esas pautas en cuenta, sobre todo ahora que mi hija de 2 años se esta poniendo “mañosa” para comer.
    Saludos

  2. Estimada Moon,

    Espero que tengas éxito!!!! Yo también tengo una hija de 2 años y vivo a diario la difícil tarea de darle de comer. Creedme que este artículo que quize compartir con ustedes es producto de la necesidad de ayuda en la materia que tengo al respecto, y espero también que me sea de provecho a mi también.
    Suerte para ti y para todas las mamás que tenemos esa problemática con nuestros amados crios!!!!!!!!!!!
    Un cordial saludo

  3. Claudia Ramirez en Octubre 29th, 2007 at 17:17

    Tengo un niño de 16 meses, el come poco en algunas ocasiones come bastante pero tengo un problema cuando lo llevo al control dicen que esta bajo de peso. Quisiera saber que alimentos debo darle para aumentarle su peso.
    Gracias de antemano por la respuesta.

  4. Estimada Claudia:

    Antes que nada, te aconsejo que consultes con un nutricionista especialista en niños para que pueda aconsejarte que alimentos darle a tu hijito. El nutricionista te va a poder sugerir una dieta apropiada teniendo en cuenta el estilo de vida de tu bebé y el familiar; además otro factor importante que va a tomar en cuenta son sus gustos. Tomando todas esas variables en consideración, podrá hacerte una dieta adecuada para satisfacer las necesidades de tu bebé y propiciar el aumento de peso, a uno más saludable.
    Otro factor a tener en cuenta es saber cuánto por debajo está de peso. Los datos de peso y talla que tienen los especialistas a disposición se basan en datos estadísticos poblacionales, pero hay que observar que una persona puede ser totalmente normal y “salirse” un poco de estos estándares. Depende mucho la constitución genética de los padres. Si ambos padres son “pequeños”, si el bebé nació prematuro, etc. de muchos otros factores.
    Por eso, en principio, lo que te recomiendo es que consultes con un nutricionista especializado en niños.
    Sin embargo a modo general te recomiendo que no les des productos lácteos descremados; y ofrécele una alimentación variada con vegetales compuesto de todos los colores, caldos, pollo, carne, pescado, frutas, lentejas cocidas en forma de ensaladas o como comida de olla,cereales, huevo, cremas, yogurt, manteca, pan, leche, licuados, jugos naturales, etc; de modo de asegurar que tu bebé este bien nutrido. Igualmente es normal que los bebés y niños pequeños pasen por altos y bajos en cuanto a la cantidad de alimentos que consumen; pero trata de que reciba las cuatro comidas básicas: desayuno, almuerzo, merienda y cena, y que no se reciba más de 500 cc al día de leche.
    Estas son sólo recomendaciones generales, pero lo apropiado y recomendable es que consultes con el especialista para que te oriente en tu caso en particular.
    Un cordial saludo.

  5. Luciana Naranjo en Marzo 20th, 2009 at 21:08

    ¿Cómo hago para que mi hija de 16 meses coma lo mejor posible? No se que hacer ayúdeme por favor. Está muy baja de peso y además llama el vómito.

    Muchas gracias.

  6. Estimada Luciana:

    Si tu hijita está baja de peso y padece de vómitos, lo que te recomiendo es que consultes sin demora con un pediatra. Si no hay pediatra en tu localidad, concurre el hospital o centro de atención más cercano.

    Estamos a tus órdenes.
    Saludos cordiales,
    el equipo de Bioero.

  7. Mi hijo no come ni vedura ni fruta.
    He estado leyendo las experiencias de las demás madres, pero no hay ninguna que coincida con la mia. Mi hijo tiene 15 meses y ya al octavo mes dejo de querer la fruta, intente camuflarsela como me decía la pediatra cambiándole las frutas dándole solo una o dos…en vez de molidas dárselas aplatadas con el tenedor, a mordiscos, mezcladas con yogur…etc. Se pone a llorar y al final no come nada de nada…al final termine ofreciéndole potits eso es loúnico que ha estado tomando. Hace unos meses cuando cumplio el año tuvo la misma reacción con la verdura, vuelta a empezar ni molida, ni aplastada, ni en taquitos, ni mezclada con arroz, pasta o lo que sea… ha llegado a 2 semanas y no probar bocado. He hecho todo lo que he leido no le obligo, le dejaba sin almuerzo, pero el como si nada si no come no come hasta la hora de la merienda… Le mezclé el puré de verduras con los potitos y asi estuve hasta la semana pasada pero ahora tampoco los quiere…Estoy desesperada sólo quiere comer carne, pollo, queso, pescado y por supuesto papas que le encantan… ¿Alguien puede ayudarme?
    Gracias.

  8. Estimada Nayr:

    Entendemos tu preocupación para que tu bebé tenga una alimentación adecuada, pero te sugerimos que no te angusties demasiado. Quizás sea bueno que sigas alimentando a tu bebé con lo que le gusta, y puedas mezclar la verdura a traves de una sopa licuada. También la fruta la puedes probar mezclada con gelatina, y también mezclada con yogurt. Probar la fruta licuada puede ser otra opción.

    Igualmente, si luego de esto tu bebé sigue rechazando la fruta y la verdura, no insistas, y dentro de un par de semanas prueba nuevamente.

    Estamos conscientes que en algunos casos es difícil lograr que nuestros hijos se nutran apropiadamente, pero veraz que con el tiempo se irá normalizando.

    Con afecto.
    El equipo de Bioero.

  9. El problema que tengo con mi hijo es que no quiere comer comida como carne, arroz, pescado. pollo etc. pero fruta, yogurth, jugo, pan, cereal, tortilla y mastica perfectamente esos alimentos pero la comida se la tengo que dar licuada y a veces no la acepta y la escupe o la llega a vomitar. Se le han dado vitaminas y si le da hambre pero sólo come de lo que le gusta y no la comida. ¿Qué puedo hacer para lograr que coma? Gracias.

  10. Apreciada Mariana:

    Entiendo perfectamente tu situación, pues como madre he tenido que pasar etapas muy difíciles en la nutrición de mi hijita.
    Te recomiendo que consultes con un nutricionista especializado en bebés o niños pequeños. Por otro lado, deberías descartar si tu pequeño hijo no tiene alguna patología que le impida tragar adecuadamente ciertos alimentos, como tener “vegetaciones”. En algunos casos los niños que las padecen, suelen tener problemas para respirar y tragar, por lo que priorizan la respiración y no aceptan alimentos de textura muy sólida que requiera esfuerzo para tragar, prefiriendo alimentos licuados, suaves y blandos que sea fácil su deglución. En tal sentido, he puesto sólo un ejemplo, pero pueden existir alteraciones pequeñas a nivel anatómico y/o fisiológico que pueda causar que no prefieran ciertos alimentos y si se aboquen a sólo comer algunas clases de alimentos que les resulta más fácil tragar y digerir.

    Se que es algo difícil, pero con paciencia lograras que tu hijo se nutra sabiendo combinar adecuadamente los alimentos, contemplando sus preferencias en el caso que persista la situación, por eso el asesoramiento de un nutricionista especializado en niños es muy importante en estos casos.

  11. Estoy desesperada, mi hijo va a cumplir 6 años, desde que cumplio 1 año que los horarios de comidas se han vuelto un suplicio no come nada por si solo, todo es después de un regaño o un castigo. Hemos visto todo tipos de médicos y psicólogos. El es delgado y bajo pero según exámenes esta super normal. Estoy super cansada con esta lucha diaria, me demoro 2horas y media en lograr darle un poco de almuerzo y ni contar la lucha con la leche, el jamás tiene hambre. Necesito su ayuda ¿Qué puedo hacer?. Gracias

  12. Apreciada Jazmín:

    Dado que tu hijo está sano y al parecer no tiene ningún inconveniente ni físico ni psicológico, quizás esta sea una manera de tu pequeño de dominar la situación, total El sabe que de última con tal que coma ustedes harán cualquier cosa. Te sugiero que pruebes cambiando por esta táctica: ponle la comida, y déjalo que coma solo. Si no lo hace (es lo más probable), no le des de comer. Tu come tranquila y no le prestes atención, ignóralo, no lo reprendas, no te enojes, sólo dile que si no come no tendrá nada más que comer hasta la próxima hora que corresponda comer (cumple cabalmente lo que prometes, sé firme). Si para cuando la familia termina de comer El no ha probado bocado, no le digas nada, pero levanta su plato de comida, y no le des ningún alimento hasta la próxima hora. En algún momento tendrá hambre, no le dejes de comer fuera de hora. No le prestes más atención, sabrá que ya no dominará más la situación con la comida, y también sabrá que si no come cuando le proporcionas la comida, experimentará hambre (algo que hasta ahora no ha experimentado) porque no tendrá ningún tipo de alimento hasta la próxima hora que tenga que comer.

    Quizás suene algo dura la sugerencia, pero parece que tu pequeño ha tornado la vida difícil para la familia y es el centro de atención a la hora de comer y El sabe que de esta manera los domina. Ya que no tiene ningún problema de salud, será bueno para El saber que tiene que alimentarse y ajustarse a las normas familiares sino quiere pasar hambre. Veraz que cuando pase hambre, empezará a cambiar de actitud.

    Espero que tengas éxito. Cuéntanos como te va, pero tendrás que ser firme, sino El notará que te podrá dominar.

    Atentos saludos del equipo de Bioero.com

  13. Alejandra Porras en Abril 15th, 2010 at 9:54

    Está muy interesante el artículo e intentaré de aplicarlo en mi sobrinita de 2 años pero necesito ayuda en algo especifico: ella no come y si come solo dos o tres cucharadas le logro y cuando le doy carne o pollo ella sólo lo mastica y lo devuelve y eso me frustra a mi y a los papásporque casi siempre es así y lo que me propusieron es darle todo molido y lo que pasa es que a ella antes de yo cuidarla la abuela solo sopas le daba sin nada de verduras solo el caldo, pero si le doy todo molido la hare mas haragana de lo que esta. ¿Qué puedo hacer?

  14. Estimada Alejandra Porras:

    Entendemos su preocupación, los desórdenes en la alimentación en los niños pequeños es un tema más común que lo que uno a priori puede pensar. Hace bien en no darle sólo caldo, pues el valor nutritivo es casi nulo. Tampoco darle todo molido es la solución, pues inhibe un buen desarrollo de su dentición y estimular el proceso digestivo. Pero si ella devuelve la comida, quizás una técnica para evaluar en ella es primero darle todo tipo de alimento bien picadito, pero no molido o licuado, y tratar que coma los alimentos bien picaditos, para estimular el proceso digestivo. Dejar que coma lo que desee pero del alimento picado pequeño. No darle más alimento hasta el próximo horario. Intentar de a poco, pero que no se acostumbre a comer alimentos licuados porque no favorecerá a la correcta alimentación. Por otro lado, debe evaluarse con el médico que no tenga ningún problema a nivel digestivo y que se le de algún complemento alimenticio para que mientras está en proceso de aprendizaje de alimentación no sufra desnutrición. Sería deseable que fuera algún complemento que aumente el apetito para que ella tenga mayor disposición de masticar los alimentos. No le des más de medio litro diario de leche, porque mayor cantidad puede ser contraproducente.
    Por favor, es importante que consulten con el médico para evaluar su estado nutricional y verificar que no haya ninguna causa orgánica que impida una correcta alimentación.
    Estamos a las órdenes en lo que podamos ser de guía.

    Atentos saludos.
    El equipo de Bioero.com

  15. Mi hijo de 2 años, come muy bien en la guarderia pero en casa es otro cantar… sino cena retiro su plato y no le doy nada hasta el desayuno pero tampoco lo come… mi marido quiere ponerle lo mismo que no cenó, para desayunar y así hasta que lo coma; ¿esta no es una buena occión,verdad? Yo creo que aún no entiende ese concepto.
    ¿Como puedo conseguir que pruebe y coma de todo? Gracias.

  16. Estimada Melissa:

    El artículo da una breve guía para tratar este aspecto. Sin embargo, si usted consulta en otros autores, notará que no hay reglas específicas, pues cada situación se adapta a cada niño.
    Si niño es aún muy pequeño, pero descarte que no tenga algún tipo de intolerancia alimentaria como a la lactosa y el gluten, para evitar algunos alimentos que pudieran ocasionar daño, en el caso que tenga algún tipo de intolerancia. Descartado esto, y si su pequeño hijo no tiene ningún tipo de intolerancia alimentaria, ofrezcale el desayuno con leche de unos 250 ml (porque su niño debe beber 500 ml de leche /día), y la merienda con producto lácteo (leche, yogurth), y el almuerzo ofrezca lo más variado posible (trate de presentarlo de una manera que le guste), y si ustedes observan que en el jardín tiene mayor disposición de comer, quizás sea una buena opción ofrecerle ese alimento que le cuesta más comer en esa situación.
    Sin embargo, nuestra sugerencia es que busque una estrategia en conjunto con las maestras en el jardín, el pediatra y ustedes para tratar de abordar este tema tan complejo que es la alimentación sana en los niños pequeños.

    Deseamos que esta respuesta le sea de utilidad.
    Atentos saludos.
    El equipo de Bioero.com

  17. Hola que tal tengo un hijo de 3 años y desde los 4 meses le empecé a dar probaditas de alimentos y se vomitaba, sigo en las mismas. He ido con varios doctores y me dicen que no le nada en todo el dia para que cuando tenga mucha hambre se coma lo que le de pero no ha funcionado lo único que come es pan, tortilla,fruta, cereal, pasas cacahuates,almendras chicharron, tostadas, fórmula, galletas, es un muy activo y pesa 15kg, pero estoy muy preocupada y tengo miendo que se vaya a enfermar de algo grave, ayudenme por favor!! Gracias por su atención…

  18. Estimada Tannia:

    No se preocupe en demasia. Trate que su hijo como de todo un poco, pero no tiene que ser abundante. En principio lo que comenta que come es muy bueno. Además el peso es muy bueno para tener 3 años y 4 meses, y si se muestra activo, quiere decir que el niño se encuentra con energía. Lleve a su hijo al pediatra cada 5 o 6 meses para que lo controle y si lo encuentra bien, no le de más vueltas al asunto. Si tiene alguna duda consulte con el nutricionista especializado en niños.

    Gracias por su confianza.
    El equipo de Bioero.com

  19. Hola. Mi hijo tiene 1 año y 9 meses pesa 13 kgs y mide 80 cms pero desde antes de cumplir un año no ha querido comer bien. El pediatra me dijo que no me preocupe que intente que coma pero aun no lo consigo. Me recomendó darle sólo leche por la mañana y ya por la tarde comida para que así tuviera hambre pero no funciono incluso probé con medicina homeopática para abrirle el apetito pero no tuve ningún resultado ya intenté dárlela comida licuada picada en pequeños pedacitos, molida, sin moler, distrayendolo, sentándolo sin distracción alguna, dándole de comer en la boca, dejándolo comer solo, en fin, antes vomitaba todo lo que comía pero ya no, incluso ya logre que coma fruta por las mañanas, creo que ya tuve un progreso!!!! Mi mamá dice que yo tampoco quería comer cuando era pequeña y que así estuve varios años y que ni frutas quería comer sólo sopa y eso en ocasiones que con el tiempo mejore, ¿ Podría ser hereditario? Ayuda por favor estoy super desesperada!!!!!!!

  20. Estimada Brisa: Te entiendo, como mamá también tuve una similar experiencia, y es realmente frustrante y agotador. Contrólalo siempre con su pediatra y si está bien de peso, no es necesario que te preocupes, aunque sé que es difícil. No trates de darle más que medio litro de leche entera (o especial para niños de su edad es lo recomendable) porque si le das mucha cantidad (más de medio litro) no le hace bien. Trata de que coma cereales, pasas de uva, mezclada con jugo, frutas, puedes preparar sopa licuada y así tendrá todos los nutrientes. También para quedarte más tranquila de saber que el bebé está bien nutrido, prueba ponerle a la leche suplemento nutritivo en polvo especial para niños, y de esta manera, al menos sabes que está recibiendo aporte dietario apropiado. Se que es una etapa difícil, pero con el tiempo pasará y verás que comerá sin necesidad de la lucha e ingenio que debes apelar ahora. Paciencia, paciencia, paciencia…

    Saludos.

Envía tu Respuesta